SIDEBAR
»
S
I
D
E
B
A
R
«
RAPPORTIVE: ¿Qué es y para qué sirve? o ¿Cómo saber quién está detrás de la dirección de un e-mail?
Por Adrian Herzkovich

Una de las mejores (y más desconocidas) herramientas que suelo usar diariamente se llama RAPPORTIVE. Es muy posible que nunca hayas escuchado sobre la misma, pero luego de leer este TIP, no solo sabrás sus ventajas sino que probablemente te vuelvas tan adicto a ella como yo.

Pero ¿para qué sirve RAPPORTIVE?

Y la respuesta más sencilla que se me ocurre es: Rapportive sirve “para ponerle ‘cara’ a las direcciones de e-mail”, o dicho de otro modo, para obtener gran cantidad de información adicional sobre la persona que está detrás de cualquier dirección de e-mail.

Y ¿qué ventajas tiene esto?

Muchísimas! Y la principal es poder identificar fácil, instantáneamente y con mayor precisión información adicional sobre una dirección de e-mail que de otra manera nos sería imposible conseguir. Por ejemplo nombre completo, usuario de Facebook, de LinkedIn, Twitter y Google+, lugar en dónde se encuentra ubicada la persona, número de teléfono celular, laboral y particular, entre otros.

Y ¿qué aplicación práctica tiene esto?

Imaginemos por un segundo que recibimos un mail donde el remitente es una dirección de e-mail que desconocemos. Al usar RAPPORTIVE y haciendo click sobre dicha dirección, obtendremos toda la información adicional que esté previamente vinculada a tal dirección de e-mail. De este modo, (y solo a efectos de ejemplo) si recibiésemos un mail de rocaste69@gmail.com en el que nos diga “Hola, acabo de encontrar tu e-mail y tan solo quería saludarte ya que hace mucho que no nos vemos”, en donde no tenemos ni idea de quién puede ser este tal “rocaste”, al clickear en su dirección tal vez podramos obtener información adicional sobre Nombre y Apellido, Foto y Redes Sociales a las que pertenece. Y lo que pudimos llegar a pensar que era un spam o un mail misterioso, se transforme en un correo de algún compañero de nuestra primaria que se llamaba Fabián Zecchi (que vaya a saber uno por qué motivo decidió ponerle “rocaste” a su mail), al que le podremos ver su cara varios años después y enterarnos a través de LinkedIn su actual posición y carrera profesional y por su Facebook ver que es padre de 3 hijos, y gracias a identificar su usuario de Twitter poder seguirlo. Es decir, RAPPORTIVE nos permite obtener mucha información adicional clave sobre el “dueño” de un e-mail, solo contando con esta pieza mínima de información, que es justamente, la dirección de e-mail.

Otra uso que suelo darle a RAPPORTIVE, es cuando recibo un mail del cual soy parte de una lista de otros tantos destinatarios. Por ejemplo, soy fanático de las motos y cuando recibo invitaciones por parte de un organizador para ir a andar en moto en grupo, en donde el mail no solo contiene mi dirección de e-mail sino la de otras 40 personas que también están siendo invitadas, puedo gracias a RAPPORTIVE hacer click en cada una de ellas y terminar sabiendo información adicional sobre dichas 40 direcciones de e-mail, que luego de este proceso “pasan a convertirse en personas, con fotos en varios casos, y redes sociales en la mayoría”, y a las que puedo contactarme de modo directo con un simple mensaje del tipo: “Hola, soy fanático de motos como vos, por lo visto estamos en el mismo grupo organizado por Hernán y quería que estemos vinculados a través de YYY” (en donde YYY puede ser LinkedIn, Facebook o cualquier otra Red Social). Este ejemplo aplica perfectamente a cualquier listado de e-mails (entre ellos, el que recibo de parte de papás de compañeros de mis hijos para organizar un campamento o torneo de fútbol y en el que de no ser por RAPPORTIVE, no tendría idea de quién es quién y en el que gracias a RAPPORTIVE, puedo subir la apuesta y vincularme de otro modo con dichos padres). Y así, con cualquier listado que se les pueda ocurrir del cual ustedes sean parte.

Otro de los problemas que soluciona RAPPORTIVE. Imaginemos que una persona quiere saber más información o encontrar a través de medios online a alguien que tenga un nombre y apellido no tan común como el mío: “Adrián Herzkovich”. Si esa persona lo intenta a través de Google, Facebook, Twitter u otro sitio online, tal vez no le sea tan difícil (ya que no hay tantos Adrian Herzkovich dando vueltas por ahí). Pero si la persona a buscar se llamase “José Rodriguez”, o “Juan Lopez”, o “María Gonzalez”, la cosa se complica. Porque hay muchos otros con esos nombres. Y ahí es donde tenemos que pensar en las soluciones que suelen utilizarse para que no haya ningún tipo de duda de que una persona es ESA única persona. Un ejemplo de “unicidad” es el DNI (Documento Nacional de Identidad) en donde a cada individuo se le asigna un único número. Es decir, pueden haber 8.537 “José Lopez” pero cada uno posé su único e irrepetible número de DNI. Con lo cual, a efectos de búsquedas, es más importante saber el DNI que el nombre de una persona (ya que con el DNI podés llegar al nombre pero no viceversa). Otros ejemplos de “unicidad” son el pasaporte, las huellas dactilares y, como ya se estarán imaginando, también la dirección de mail.

Sí! Tal vez nunca nos detuvimos a pensarlo pero las direcciones de mail son tan “únicas” como nuestros números de DNI y Pasaporte. Y ahí es en donde entra en acción RAPPORTIVE y la importancia de poder contar, cómo mínimo, con la dirección de e-mail de nuestros contactos. Y yendo al terreno super práctico, si por ejemplo, nos presentan a un tal José Rodríguez en un evento, donde dicha persona nos cayó bien ya sea a nivel laboral, personal, o ambos y al llegar a casa nos gustaría saber más sobre José Rodríguez, les aseguro que si lo hacemos a través de Google terminaremos frustrados (porque nos será casi imposible encontrar a “ESE” José Rodriguez). Lo mismo nos sucederá si hacemos lo propio en Facebook. Al tipear José Rodriguez en la cajita de búsqueda, aparecerán infinidad de José Rodriguez. Y así sucesivamente en LinkedIn, Twitter, etc. Ahora bien, si al despedirnos de José Rodriguez SOLAMENTE intercambiamos mails, ya contaremos con la única información que vale. Y con ese solo dato, RAPPORTIVE nos indicará con precisión:

  1. cómo es José (al mostrarnos su foto de perfil o “Avatar”)*
  2. su profesión/empleo/ cargo*
  3. cuál es su Facebook*
  4. cuál es su Twitter*
  5. cuál es su LinkedIn*
  6. cuál es Blog*
  7. cuál es su celular/fijo*
  8. en qué lugar del mundo se encuentra*
  9. etc.
* siempre y cuando José Rodriguez tenga cuentas en esas Redes Sociales y haya habilitado previamente a RAPPORTIVE a que pueda brindar dicha información.

¿Cómo hago para empezar a usar RAPPORTIVE?

Rapportive es un programita (Add On/Plugin) para los usuarios de GMAIL y que se instala en nuestro navegador (válido para Chrome, Firefox y Safari). Una vez instalado, cada vez que accedemos a nuestro correo, nos permite ver todo lo relacionado con nuestros contactos de correo.

Para eso, en primer lugar, debo contar con una casilla de GMAIL (ver uno de mis primeros TIPS en dónde recomendé tener GMAIL por sobre cualquier otra opción).

Y una vez ya conectado a mi GMAIL, voy a:

http://rapportive.com/

Y una vez que estoy ahí, hago click en la cajita naranja que dice: “Add Rapportive to Gmail” (agregar Rapportive a Gmail).

Rapportive shows you everything about your contacts right inside your inbox. You can immediately see what people look like, where they're based, and what they do. You can establish rapport by mentioning shared interests. You can grow your network by connecting on LinkedIn, Twitter, Facebook and more. And you can record thoughts for later by leaving notes. Imagine relationship management built into your email. For free.

Y listo. Rapportive ya será parte de nuestro Gmail y aparecerá en el lugar en dónde solían aparecer las publicidades de Google/Gmail, es decir, a la derecha se nuestra pantalla. De este modo, no sólo tenemos un nuevo espacio para contar con valiosa información adicional sino que además no tendremos publicidad que a mi criterio, era bastante molesta.

A continuación, un breve video que muestra un ejemplo práctico de RAPPORTIVE:

Y así es cómo se ve una captura de pantalla de una casilla de GMAIL de alguien que utiliza Rapportive (en este caso, nada más ni nada menos que la del creador de Rapportive, Rahul Vohra):

Qué es Rapportive

Como ya lo estarán notando, Rapportive es super fácil de instalar, entender y usar. A modo de resumen…

10 ventajas de RAPPORTIVE:

  1. Es muy fácil de usar.
  2. Es muy rápido.
  3. Permite identificar con precisión información adicional única de cualquier contacto de mail.
  4. Es un perfecto complemento de búsqueda de Google, Facebook o Yahoo (cuando dichas herramientas son insuficientes para los resultados que buscamos).
  5. Permite hacer pedidos de amistad o conexión a redes sociales desde la misma herramienta.
  6. Permite brindar información nuestra a través de nuestra dirección de e-mail, facilitando de este modo la posibilidad de que otros puedan contactarnos.
  7. Se puede acceder desde cualquier computadora.
  8. Reemplaza el espacio de publicidad de nuestro GMAIL por información útil y valiosa.
  9. Es adictivo.
  10. Y por si fuera poco, es gratis.

Como reflexión, te aconsejo que la próxima vez que conozcas o te hablen de alguien, sí o sí averigües su mail por sobre cualquier otra cosa (siendo incluso más importante el e-mail que el propio nombre). Con ese único dato, podés luego averiguar su nombre completo, ver sus fotos, vincularte a través de redes sociales e incluso contar con su celular. Un extra TIP que recomiendo a tales efectos, es intercambiar mails en el preciso momento de conocerlo. De este modo, te asegurás contar con esa única pieza de información clave y de la cual podrás luego aumentar y mejorar a futuro la relación con dicha persona. Y como dije al principio del TIP, RAPPORTIVE es sumamente adictivo. Te invito a que lo pruebes ya y luego en la sección “Comentarios” me digas tu opinión :)

APLICACIONES EDUCATIVAS para CHICOS (o cómo Aprender Jugando)
Por Adrian Herzkovich

 

Save Yourself from a Zombie Attack using Math as Your Weapon!

Si sos de los que creen que enseñarle a sus hijos matemáticas es una tarea difícil, te recomiendo que leas muy atentamente este TIP.

Es muy probable que sientas que es muy difícil motivar a un chico para que practique matemáticas. El simple hecho de pedirle que se ponga a resolver operaciones de cualquier tipo (ya sean sumas, restas, multiplicaciones o divisiones) puede causar un serio disgusto, una gran frustración, o ambas. En muchos casos, los chicos consideran que “hacer cuentas” es algo aburrido, monótono y asociado solamente a una tarea escolar de la cual no terminan de captar su objetivo.

Por otra parte, los chicos cada vez están más fascinados y fanatizados con el uso de dispositivos que muy poco tiempo atrás no existían, como las Tablets, los Reproductores Multimedia Táctiles y Teléfonos Celulares Inteligentes (o para ser más específico, los productos “i”, a saber: iPads, iPods e iPhones -incluyendo sus clones-).

Ciertos programadores, percibieron hábilmente estas dos situaciones tan diferentes y se ocuparon de desarrollar lo que podríamos denominar como Aplicaciones Educativas (o Aplicaciones Didácticas).

Y con la aparición de las mismas se logran objetivos antes impensados, como por ejemplo, hacer que los chicos “amen hacer cuentas” o estén “obsesionados” en realizar cálculos por motus propio.

Si piensan que estoy exagerando, los invito hacer click en un excelente ejemplo de Aplicación Educativa, llamada Math vs Zombiez.

La misma, no deja de ser una adaptación de un juego muy divertido llamado Plants vs Zombies (de esos que les encantan a los chicos -y por qué no admitir que a los grandes también-) que consiste en defenderse de un ataque de Zombies mediante disparos certeros a sus cuerpos o cabezas.

Save Yourself from a Zombie Attack using Math as Your Weapon!

Ahora bien, la pequeña vuelta de tuerca que le dieron sus creadores a este juego, es que para poder disparar o cargar munición, debemos realizar operaciones matemáticas de diferentes tipos a gran velocidad. Por ende, ningún chico que juegue a Math vs Zombiez pone en duda ni por un segundo la utilidad de las matemáticas, ya que el simple hecho de hacerlo, provocará una espantosa muerte en manos de unos seres muy desagradables. 

En el caso concreto de mis hijos, antes de que conocieran esta App, el simple objetivo de pedirles que resolvieran 20 cuentas llegó a convertirse en una “Misión Imposible”, sin embargo, gracias a Math vs Zombies, se la pasaron jugando por un largo tiempo para poder pasar de nivel y ver que nuevo desafíos les deparaba el futuro, sin darse cuenta de que en dicho proceso, tenían que solucionar no menos de 50 operaciones por cada nivel superado (y en donde cada error se pagaba muy caro).

Es decir, solitos y de un modo totalmente voluntario, pasaban mucho tiempo en un juego que los entrenaba de una manera única en el proceso de práctica de cálculo, y por si fuera poco presionados por el factor limitante del tiempo, en un entorno muy alegre, dinámico y desafiante. De este modo, mi hijo de 7 años comprendía que si podía resolver rápidamente 15-8=7 o 4×5=20 sus chances de éxito eran mayores, al igual que mi hija de 10 años entendió la importancia de tener súper claras las tablas de memoria al igual que aprender a estimar resoluciones del tipo 53+55 de modo muy veloz si es que no quería que su cerebro fuera devorado por un Zombie.

Para sacarle provecho a estas Apps, es necesario contar simplemente con algún dispositivo móvil (de los enumerados anteriormente como tablets, reproductores táctiles o celulares inteligentes) y bajar del App Store la aplicación “Math vs Zombiez”. La misma, en el momento que la descargué estaba en promoción como “FREE” (totalmente gratuita) pero si no estuviera en promoción su precio podría rondar entre 1 o 3 dólares (algo que por la relación costo beneficio, aún vale la pena).

Mi modesto TIP es aprovechar el ingenio de los desarrolladores de estas aplicaciones, conseguir o adquirir un dispositivo adecuado y bajarlas a dicho dispositivo para que nuestros hijos puedan jugar libremente y “mientras se divierten, aprendan” (suena a frase hecha, pero realmente es así).

Incluso, con mis hijos surgió la idea de proponer el armado de un “Torneo de Math vs Zombiez” en el colegio y que los mejores puntajes tengan un premio. De este modo, los chicos que quieran destacarse tendrán que practicar matemáticas en su tiempo libre (que sería el equivalente a hacer tareas de cálculo pero de un modo totalmente diferente). De prosperar esta iniciativa, prometo compartir con ustedes los resultados de la misma.

Y para terminar, debemos tener en cuenta que tan solo les estoy presentando un solo ejemplo de App: el de “Math vs Zombies”. Sin embargo, hay infinidad de aplicaciones educativas sobre las que trataré en futuros Adrián TIPS.

 

Si sabés de alguna otra aplicación educativa que quieras recomendar, propongo que la compartas con el resto en la sección “Dejar un Comentario”, que podrás encontrar aquí más abajo. Muchas gracias.

TweetDeck: ¿Cómo PROGRAMAR TWEETS para ser publicados EN OTRO MOMENTO?
Por Adrian Herzkovich

Tiempo atrás escribí un TIP sobre TWEETDECK y cómo esta aplicación nos permitía “disfrutar a Twitter en serio”. Describí muchas de sus ventajas y varios lectores de Adrian Tips optaron por usar TweetDeck como plataforma preferida a la hora de twittear. Hoy vamos a sacarle un poco más de provecho a TweetDeck, aprendiendo cómo twittear “en diferido”, o dicho de otro modo, cómo escribir un tweet en un momento y programarlo para que salga publicado en otro momento.

Esta función llamada “schedule this update” (algo así como “agendar este tweet”) es sumamente útil, ya que nos permite escribir uno o varios tweets y decidir con precisión en que fecha y horario queremos que los mismos salgan publicados.

Voy a darles un ejemplo usándome a mí mismo. Soy de leer mi timeline (línea de tiempo de Twitter) a altas horas de la noche. Muchas veces mientras la reviso, se me ocurren nuevos tweets para compartir. Sin embargo, publicar un tweet a las 2 o 3 de la mañana, es condenarlo al fracaso, ya que la mayoría de las personas, están durmiendo. Ergo, el tweet será leído solo por algunos noctámbulos como yo. En cambio, si en lugar de publicarlo en el mismo momento que lo escribo, digamos 2 de la mañana, lo escribo y lo programo para que salga publicado a las 11 de la mañana, mientras estoy trabajando y ocupado con otras cosas, la cantidad potencial de lectores (o audiencia potencial del tweet) se incrementa notablemente. Es decir, dejo todo planificado y programado para que algo que redacté en un horario marginal y en el cual estoy tranquilo y relajado, salga publicado en un “Horario Principal” (en televisión diríamos “Prime Time”) en donde hay mucha gente conectada a Twitter (a pesar de que yo esté reunido con clientes o colegas, tratando otros temas).

5 pasos para aprender a programar o agendar un tweet en TweetDeck: 

1) Me aseguro de tener TweetDeck, y si no lo tengo lo descargo en su aplicación DeskTop (escritorio), en el idioma que me sea más cómodo.

TweetDeck es su navegador personal en tiempo real, conectándolo con sus contactos en Twitter, Facebook, MySpace, LinkedIn, Foursquare, Google Buzz y otras redes sociales.

2) Una vez dentro de TweetDeck, escribo un tweet y en lugar de “enviarlo” (o hacer “Update” o apretar “Send” o “Enter”), hago click en el relojito que aparece abajo y a la derecha de la caja en donde suelo escribir los tweets:

Actualizaciones programadas  ¿Necesita enviar un tweet más tarde? Utilice nuestra nueva opción para enviar una actualización en alguna hora del futuro.  Programe sus tweets a través del día, escriba ese mensaje de cumpleaños para Facebook a lo largo del tiempo e incluso planifique un chequeo futuro en Foursquare para mantener a la gente actualizada sobre dónde se encuentra.

3) Va a aparecer la siguiente pantalla en donde debo completar fecha y horario en el que quiero que el Tweet en cuestión, salga finalmente publicado.

Actualizaciones programadas  ¿Necesita enviar un tweet más tarde? Utilice nuestra nueva opción para enviar una actualización en alguna hora del futuro.  Programe sus tweets a través del día, escriba ese mensaje de cumpleaños para Facebook a lo largo del tiempo e incluso planifique un chequeo futuro en Foursquare para mantener a la gente actualizada sobre dónde se encuentra.

4) En la imagen anterior se demuestra que estoy escribiendo un sábado 8 de octubre a las 17:06 horas y lo voy a programar para que salga publicado el lunes 10, a las 11:00 horas.

Schedule updates  Need to send a tweet later? Use our new scheduling feature to post an update for some time in the future  Schedule your tweets throughout the day, write that birthday message for Facebook ahead of time, and even plan a future check-in on Foursquare to keep people updated on where you are.

5) Como podemos ver en la imagen superior, al lado del relojito quedo la instrucción de publicar este Tweet el Lunes (Monday – Mon) 10 de Octubre a las 11:00 horas. Haciendo click en dicha cajita o apretando Enter, activaremos exitosamente la programación del Tweet. Y listo!

Ya aprendimos cómo programar un Tweet para que salga publicado en otro momento. Aprovechá esta función y ponela en práctica para diferentes situaciones, como por ejemplo cuando:

  • Estés twitteando mucho y poniéndote un poco “pesado/a” y a punto de ganarte el odio de todos tus followers. Programá varios tweets y problema solucionado.
  • Escribas los fines de semana y querés que los tweets salgan publicados en días laborales (o viceversa).
  • Escribas en tu casa fuera del horario laboral y querés que salga publicado en horario laboral.
  • Escribas en tu trabajo y programás para que salga publicado en horario no laboral.
  • Te vas de vacaciones y no querés twittear durante las mismas pero dejás una “batería de tweets” programados para que salgan publicados durante las mismas (y que tus followers no crean que has desaparecido de la “tuitósfera”)
  • y todas las situaciones que se te ocurran en la cual “twittear en diferido” puede serte de mucha utilidad.

Propongo que pongas en práctica esta solución. Te aseguro que le vas a sacar más provecho del que te imaginás.

Y por último, la pregunta obligada: Vos, ¿ya sabías que podías “twittear en diferido”?

Aprendé a TIPEAR CON TODOS LOS DEDOS y SIN MIRAR EL TECLADO
Por Adrian Herzkovich

Tipeá usando todos los dedos

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que tipean con 2 dedos (algo que está muy mal) y las que tipean con 10 dedos (algo que está muy bien). De más está decir, que no puedo entender cómo aún sigue habiendo gente que a pesar de tener 2 manos con 5 dedos cada uno, es decir, con un total de 10 dedos, solo usan 2 para escribir en un teclado “desperdiciando” alegremente los otros 8. Es como si un pianista en lugar de utilizar sus 10 dedos, utilice solo 2 (algo imposible de pensar en la música, pero considerado como lo más natural a la hora de ver a las personas utilizando cualquier tipo de teclado de escritura).

¿Por qué pasa esto?

Muy simple: porque la gente empieza a escribir cómo se le ocurre intuitivamente y nunca comienza por donde debería hacerlo, es decir, por el principio. Cualquiera, desde muy chiquito, al querer escribir en un teclado, con cero destreza, empieza con sus índices a buscar la letra para tipearla. Y luego de hacerlo, procede con la siguiente y así hasta que se convierte en jubilado y luego muere (suena un poco trágico, pero así es). Tan simple como esto. Son muy pocas, o mejor dicho poquísimas, las personas que por iniciativa propia, intentan tipear bien, “como corresponde”, con los 10 dedos. Y por otra parte, no hay una instancia educativa o de ningún tipo, ni “oficial” u “obligatoria”, que enseñe o explique la importancia de aprender a tipear bien desde bien chiquito (como en realidad debería ser).

Por ende, una persona que empieza con el mal hábito de escribir con solo 2 dedos (o 3 o 4, pero no con 10), cada vez que tipea más, “cree” que tipea mejor, dado que va adquiriendo un cierto tipo de destreza y velocidad que lo hace sentir más cómodo y satisfecho. Sin embargo, este es el “camino a la perdición”. Cuanto más tiempo escriba con 2 dedos, más difícil le será desandar ese camino en pos de escribir correctamente.

En el mundo ideal, habría que entrenar a los chicos, desde bien chiquitos, a escribir correctamente con los 10 dedos y sin mirar el teclado. Pero el problema es la “falta de maestros” o “ejemplos”. ¿Qué padre puede enseñarle a su hijo de 7 o 10 años, (como por ejemplo los míos), a tipear correctamente? Difícilmente uno que no sepa escribir bien, ya que los chicos aprenden con el ejemplo y la motivación, y si de chiquitos ven a sus padres haciendo las cosas de una manera, suelen seguir dicho ejemplo (amén de que es muy poco probable que un padre que tipea mal, entienda la importancia de tipear bien, y querer además enseñarle eso a su hijo, el cual obviamente, en una primera instancia, se va a negar rotundamente a hacer algo que en un principio, solo un principio, es más complicado). En cambio, un padre (o amigo, o maestro, o profesor, o lo que sea) que sepa tipear correctamente, puede ser un muy buen ejemplo para que un chico quiera aprender y pueda además hacerlo de manera muy sencilla.

Mi mensaje “esperanzador” es el siguiente: Tipear correctamente, utilizando los 10 dedos y sin mirar el teclado, es mucho más fácil de lo que te imaginás. Solo se necesita un poco de disciplina y práctica. Nada más que eso.

En mi caso particular, cuando tenía 16 años (1986), mi “sexto sentido” me llevó a la conclusión de que debía y era necesario aprender a tipear correctamente. Como estaba en el Secundario y cursaba Bachillerato y la materia mecanografía (que se dictaba solo en Comercial) no estaba en mi currícula, decidí por las mías anotarme en las Academias Pitman luego del horario escolar para aprender DACTILOGRAFIA. Y de no saber nada, en tan solo dos meses, salí tipeando correctamente, “como Dios manda”. Y fue ahí donde me compré mi primera máquina de escribir: la emblemática Olivetti Lettera 35:

Con esta maquina aprendía a escribir con todos los dedos y sin mirar el teclado. Mecanografía.

Con ella, tuvimos un “noviazgo” hasta mis primeros años de la Facultad en donde por cursar la Licenciatura en Ciencias Sociales, le dí un uso terrible ya que todas las semanas debía entregar trabajos prácticos, tesinas, monografías, cuentos, relatos y todo lo que se les ocurra (menos TIPS, que eso me agarró ya más de grandecito…). Y ahí me di cuenta de que años atrás, había tomado una de las mejores decisiones de mi vida y que fue aprender a tipear correctamente. Mientras mis compañeros iban con sus “dos deditos” a un ritmo lento y cansino, yo escribía alegremente con mis diez extremidades. Y por ende, terminaba mucho antes, y de buen humor, algo que a los demás les costaba mucho tiempo y esfuerzo. Hoy tengo 41 años, y puedo decir que desde los 16 escribo muy bien. Por ende, ya van 25 años de mi vida haciendo algo de manera correcta, por haber decido aprenderlo en tan solo 2 meses.

Y los invito a que calculemos algunos números. Por ejemplo, si consideramos que una persona que escribe con 2, 3 o 4 dedos lo hace a una velocidad promedio de 15 Palabras Por Minuto (PPM), o en inglés Words Per Minute (WPM), mientras que una que escribe bien en promedio está en las 35 o 40 PPM, es fácil calcular que la primera está al 40% de velocidad que la segunda (o dicho de otro modo, escribe un 60% más lento). Y si nos imaginamos que ambas personas están frente a un teclado un promedio de 5 horas al día (entre el trabajo y la casa, ya sea mandando mails, escribiendo, en redes sociales, etc.), lo que da unas 35 horas semanales, o unas 1.750 horas anuales, el individuo 60% más lento, “desperdicia” unas 1.050 horas por año (o dicho de otro modo, 43 días “al pepe”). Y si lo calculamos en años, por ejemplo desde que alguien empieza hoy en día a usar teclados (desde los 7 años) hasta que los deja de usar (usemos 80 años a efectos del ejemplo), es decir, 73 años tipeando, el desperdicio se traduce en 76.650 horas, o 3.193 días, o 456 semanas, o tan solo 9 añitos…

Estos números pretenden demostrar tan solo una cosa: es IMPERIOSO tomar la decisión de “ponerse las pilas” y aprender a tipear con los 10 dedos y sin mirar el teclado. Y una vez aprendido, debemos ser ejemplos para otros y motivarlos a que aprendan a hacer esto.

Y ahora bien, ¿y por dónde empezamos?

Afortunadamente, existen una infinidad de sitios web que enseñan, de manera gratuita, a tipear correctamente.

Lo primero que debemos aprender, es ubicar correctamente las manos y los dedos en el teclado. Para ello, hay una única posición correcta, que asigna a cada tecla, un dedo específico. Nuestra tarea, es saber qué tecla va con que dedo.

Teclado Dactilografia Mecanografia

Los dedos deben apoyarse en las teclas amarillas y desde ahí les corresponden las teclas según el color asignado, mientras que los pulgares van sobre la barra espaciadora.

Una vez que sabemos como apoyar correctamente los dedos y cuál de ellos corresponde a cada tecla, se viene la parte más divertida y que es: “Practicar”. Y lo bueno de empezar a aprender en el 2011, a diferencia de mi situación en 1986, es que hay muchísimos sitios web que permiten hacerlo de manera divertida, entretenida y gratuita. Uno de ellos es Sense Lang en donde hay varios tutoriales para escribir correctamente y muchas lecciones prácticas, comenzando desde lo más básico hasta llegar a lo más complejo. Y así es como se ve el teclado de práctica el cual debemos mirar en nuestra pantalla (para evitar mirar nuestro teclado físico) y “memorizar” o “internalizar” la ubicación de las letras mientras vamos escribiendo el texto que nos va apareciendo en el display superior:

Typing Lessons

Por lo general, todos los sitios que enseñan a tipear, además de las lecciones y tips de cómo hacerlo, luego tienen una sección llamada “Take a Test” (o “Realizá una Prueba”). De este modo, luego de hacer algunas lecciones, podemos ir probando cómo va evolucionando nuestra performance en relación a WPM (Words Per Minute) o PPM (Palabras por Minuto), que es la métrica estandarizada para saber la velocidad a la que tipeamos. Incluso, les propongo que hagan el primer test antes de tomar la primera lección (es decir, escribiendo con los algunos dedos y mirando el teclado) y luego se sorprendan con los avances en PPM a medida que vayan avanzando en las lecciones.

También existen varios complementos, Add Ons o Extensiones para instalar en nuestros navegadores o browsers. Uno que funciona bien en Firefox, es creativetom2001. Y una extensión que funciona bien en Chrome es Typing Test – Key Hero. Todos ellos, permiten practicar y hacer pruebas, en las que se evalúa velocidad de PPM, precisión (es decir, cuántos errores tuvimos marcados tanto en número absoluto como en porcentaje) y otras estadísticas muy interesantes, incluyendo ranking de otras personas que usaron el programa y ordenándolos por mayor velocidad.

Y con tan solo poner en Google: “Typing Lessons”, “Typing Tutorials”, “Typing Test” o “Cómo aprender a tipear”, para citar tan solo algunos ejemplos, tendremos un listado con una infinidad de sitios para ir probando hasta seleccionar el que más nos guste. Cómo se darán cuenta, hay de todo en Internet, y nuestro amigo Google se encarga de encontrarlo para vos.

Y una vez que tengamos el ABC de cómo tipear correctamente, deberemos practicar, practicar y practicar hasta que de memoria y automáticamente sepamos como pulsar cada tecla con el dedo correcto y sin mirar el teclado y listo! Ya aprendimos a tipear con los 10 dedos y sin mirar el teclado. Así de sencillo.

10 ventajas de tipear correctamente:

  1. Se usan todos los dedos (10) en lugar de 2
  2. No se mira el teclado, por lo que uno puede escribir mientras lee algo (texto) o escucha una conversación o lo que sea
  3. Las manos y dedos se cansan menos
  4. Se cometen menos errores (con el consecuente ahorro de tiempo por no tener que corregir)
  5. Nos podemos concentrar mucho más en lo que escribimos (porque no tenemos que estar pendientes de buscar las “letritas”)
  6. Definitamente los índices de WPM (words per minute) o PPM (palabras por minuto) son más altos
  7. Se evitan dolores de cabeza, mareos y de cuello, al evitar tener que alternar entre el texto que quiero copiar y la vista en el teclado
  8. Se ahorra muchísimo tiempo
  9. Se aprende muy fácilmente y podés hacerlo cuando quieras, donde quieras, como quieras y de manera gratuita
  10. Y por último, hasta es estéticamente más lindo tipear bien que tipear mal. Tan solo basta mirar a dos personas diferentes (una que usa 2 y otra que usa 10 dedos)

Mi fuerte recomendación es que empieces ya! Y de última si no querés, y si sos padre, no perjudiques a tus hijos y que ellos si lo hagan. Si un chico puede aprender cualquier “jueguito” en minutos, adquiriendo una destreza increíble con controles remotos con infinitos botones y comandos, ¿cómo no va a poder aprender a tipear correctamente? Es tan solo una cuestión de prioridades, motivación y práctica. Como dije anteriormente, hay que ponerse las pilas. Y para facilitar la tarea, les paso un interesante jueguito online que me recomendó @Grizzluza que promueve, de manera muy amena, el aprendizaje del correcto tipeo. El mismo se llama Z-Type y consiste en “dispararle a palabras que caen del cielo” y para ello debemos tipearlas correctamente en el teclado. Recomiendo que lo prueben, es muy divertido.

Para ir cerrando, nunca pensé que iba a escribir un TIP sobre TIPEAR (¿les gustó el juego de palabras?).

Sin embargo, cada vez que veo a alguien que está desaprovechando su tiempo tipeando incorrectamente, reflexiono en todo lo que se está perdiendo por, simplemente, no ser consciente de las ventajas de tipear como corresponde. Este es mi modesto aporte a todos aquellos que teniendo 10 dedos, usan solo 2, y mi sentido homenaje a los 8 dedos que quieren reivindicarse para tomar el lugar que les corresponde.

Y por último, la pregunta obligada: “Vos, ¿sos de los que tipean bien o de los que tipean mal?

DIGITALIZA toda tu DOCUMENTACION y subila a la NUBE para tenerla SIEMPRE a mano
Por Adrian Herzkovich

Pasaporte Argentino

Una de las cosas que siempre hice desde temprana edad, fue organizar mi documentación personal para tenerla siempre a mano. Cuando era “chiquito”, no había computadoras personales ni Internet, pero me las ingeniaba para sacar fotocopias de todo a lo que consideraba “documentación importante” y luego guardarla prolijamente en una carpeta. Por documentación importante me refiero a Documento Nacional de Identidad, Pasaporte y Visa, Registro de Conducir, Diplomas y Título Secundario, entre otros. Y hacía lo propio no solo con mi documentación sino también con la de mis familiares, a modo de tener todo bien cubierto.

De este modo, cada vez que tenía que hacer un trámite de cualquier tipo, llevaba mi carpeta de fotocopias (más algún documento original puntual que fuera requerido) y estaba 100% preparado para contestar cualquier tipo de pregunta (de esas típicas que te suelen hacer cuando hacés cualquier gestión, como por ejemplo, “DNI y fecha de nacimiento de tus padres”, “organismo que te otorgó el pasaporte”, “fecha de expedición de VISA”, etc.). Y si por A, B o C, me solicitaban la fotocopia de algo, la podía entregar en el momento y ganar muchísimo tiempo (y luego reponía dicha fotocopia para tener nuevamente mi juego completo).

Con los grandes avances tecnológicos como la DIGITALIZACION, esto se simplificó muchísimo. Y lo que en su momento fue una fotocopia en blanco y negro, pasó a ser “algo escaneado en color” que podía guardarse como un archivo digital (originalmente en un floppy disk, luego en diskette 3.5″, posteriormente en pen drive y actualmente en “LA NUBE”).

Y es acá donde va mi simple consejo que hace honor al título de este TIP: DIGITALIZA toda tu DOCUMENTACION y subila a la NUBE para tenerla SIEMPRE a mano.

Al mejor estilo receta de cocina, los materiales necesarios son:

  1. Documentación a digitalizar (propia y de familiares) más,
  2. Una computadora y,
  3. Un escáner o,
  4. Una cámara de fotos digital o,
  5. Un teléfono con cámara de fotos o,
  6. Una webcam y
  7. Una cuenta personal segura “en la NUBE”
Vayamos analizando esto un poco más:
  • Por “Documentación a Digitalizar” hago referencia a TODO lo que se te ocurra que pueda serte solicitado tarde o temprano a la hora de hacer un trámite de cualquier tipo. Por ejemplo: DNI (todas las páginas), Pasaporte (todas las páginas que tengan información), VISA (de los países que tengas), Registro de Conducir (ambos lados), Cédula Verde, Cédula Azul, Tarjeta del Seguro del Auto, Constancia de CUIL, Partida de Nacimiento, Título Automotor, Libreta de Casamiento, Diploma o Título Universitario (o cualquier tipo de acreditación sobre los estudios realizados), Titulo de Propiedad Inmobiliario (o escritura del lugar donde vivís), algún ejemplar de cada impuesto o servicio que tenés (desde ABL, Cable e Internet entre otros), Análisis Clínicos, etc. Y hacer exactamente lo mismo, con la documentación más relevante de tu familia (desde padres, hermanos, mujer, hijos). Por ejemplo, el pedido de un préstamo hipotecario o personal, o la contratación de un seguro de vida, o el aplicar a una Maestría, requiere de completar largos y complejos formularios en donde se nos pide un montón de información de la mencionada más arriba.
  • La computadora es necesaria para alojar, al menos momentáneamente, la información digitalizada.
  • Para digitalizar la información, nos podemos valer de varios métodos. Tal vez el más preciso, aunque no el más cómodo ni accesible, es el escáner (o scanner). El mismo cada vez está presente como opción de serie en impresoras y equipos multifunción (y cada vez más hogares, tienen scanners -a pesar de que varios no tienen la menor idea de cómo utilizarlos-). También podemos digitalizar documentación a través de cualquier tipo de cámara (ya sea una cámara fotográfica digital, la que ya tienen la mayoría de los teléfonos o incluso la que existe en muchas notebooks, Ipads, Ipods, etc.). Es decir, tal vez no seamos conscientes de que actualmente en un hogar promedio, pueden haber varios dispositivos que permitan la digitalización de documentos (a diferencia de la “época analógica”, en donde para duplicar un documento, solo se lo podía hacer a través de una fotocopiadora, y por cierto, ningún hogar tenía una fotocopiadora en su casa, y para fotocopiar, nos teníamos que desplazar y pagar bastante por cada página).
  • Y por cuenta personal segura en la NUBE, estoy hablando de servicios tan geniales como DROPBOX que nos permite tener almacenamiento gratuito de 2 gigas en un “disco virtual” (es decir, en un lugar que no está físicamente al alcance de nuestra vista como podría ser nuestra computadora, un pen drive o disco externo) y que hoy suele denominarse como “la nube”. Para entender bien para qué sirve y cómo funciona DROPBOX, recomiendo que leas este TIP al respecto. También algo que me funcionó muy bien, es mandarme mails con los documentos adjuntos a mi propia cuenta de GMAIL, y una vez en ella, guardarlos en una carpeta llamada “Documentación Scanneada”.
De este modo, ya tenemos todo listo para poner manos a la obra. Y los 3 pasos a seguir, serían los siguientes:
  1. Agarro un documento “físico”, por ejemplo, nuestro registro de conducir y lo “digitalizamos” de ambos lados (ya sea con scanner, cámara de fotos digital, o la cámara de la compu, o la del teléfono, o la del Ipad 2, o la del Ipod Touch). Para que no queden dudas: Digitalizar con una cámara de fotos, significa simplemente “sacarle una foto” a dicho documento (y esa foto, automáticamente es nuestro archivo digital, o digitalización del documento en cuestión). Demasiado simple, no?
  2. Luego envío o transfiero dicho archivo a la compu y, muy importante, lo “nombro”. Por ejemplo: “2014-05-27 Registro de Conducir.jpg”. Nótese que empecé por una fecha y luego una descripción y en donde la fecha, es el AÑO/MES/DIA en el que vence mi registro. Este es un excelente tip para que los documentos digitalizados que tengan fecha de vencimiento (como las licencias de conducir, pasaportes, visas, etc.) queden ordenados en función de sus vencimientos y sea muy fácilmente tener presente dichas fechas para evitar que se nos venzan y llevarnos alguna fea sorpresa (desde una multa, hasta quedarnos “varados” en migraciones de Ezeiza). El formato del archivo, si puede ser en JPG, mejor (ya que ocupa menos lugar y tiene muy buen calidad).
  3. Una vez ya “nombrado” o “rotulado”, lo subo a una carpeta de mi cuenta de DROPBOX. En mi caso “Documentación Scanneada AH” dentro de una subcarpeta “Documentación con Vencimiento”. Esto queda al criterio de cada uno, por ahí alguien prefiere meterlo en una carpeta o sub carpeta que diga “Documentación Automóvil” (y en donde además del registro, decida guardar la cédula verde, etc.).
Con esto, ya tenemos todo listo para disfrutar de las ventajas de la digitalización. Y cuando tengamos que completar un formulario o cuestionario sobre cualquier asunto, podremos conectarnos a nuestra cuenta de DROPBOX desde cualquier computadora, notebook, Ipad, Iphone, Ipod, Blackberry, o dispositivo acorde y acceder instantáneamente a la información solicitada. Les aseguro que cuando están en una dependencia de la AFIP luego de 4 horas de cola y les preguntan un dato de esos que la mayoría de los mortales nunca tienen a mano (y por ende, no pueden completar el trámite) y uno desde su celular a través de DROPBOX puede contestar cualquier cosa, la satisfacción y sensación de felicidad es insuperable. También esto aplica en el caso de que uno esté de viaje y pierda su documentación. El saber que uno tiene todo ya escaneado y disponible en la nube, ayuda a superar el mal momento.

Este TIP que puede parecer un tanto “básico” es realmente muy pero muy útil. Te puede sacar de varios apuros (y te lo digo por experiencia propia). Haceme caso y ponelo en práctica. Y por si fuera poco, es de muy rápida implementación, lo podés hacer vos solotodo este proceso es ABSOLUTAMENTE GRATIS!!

Debo admitir que soy una persona que cree que en lo relacionado a subir documentación a la nube, la relación “Beneficio vs Riesgo” está inclinada más para el lado del beneficio, y es por eso que me animo a hacerlo. Sin embargo, si sos de aquellos que considera una locura hacerlo, mi TIP es que hagas el paso 1 (digitalizar) y 2 (rotular en la compu) y en lugar de hacer el 3 (subirlo a DROPBOX) guardes todos los archivos en un dispositivo externo o portátil (por ejemplo, un pendrive, una tarjeta SD como las que se usan en varias cámaras de fotos, un Ipad, Ipod, Smartphone o un disco externo). Y cuando hagas un trámite lleves dicho dispositivo contigo y de este modo no hay riesgo de que nada ni nadie “robe” tu información. 

Otra variación de este TIP es: digitalizá TODO lo que lleves en la billetera y guardalo en algún lugar (por ejemplo, un pendrive). De este modo, si te la roban, podrás ver rápida y fácilmente todo lo que tenías en ella (tarjetas de crédito, débito, documentos, obra social, tarjeta de descuento como Club La Nación o Clarín 365, etc.) y hacer las denuncias y trámites pertinentes sin dudar sobre el contenido de la misma.

Y por último, la pregunta obligada: Vos ¿que estás esperando para digitalizar toda tu documentación?

LastPass: ¿Qué es y por qué recomiendo usarlo?
Por Adrian Herzkovich

 

Meses atrás, escribí un TIP sobre LastPass titulado: ¿Cómo CREAR y ADMINISTRAR CONTRASEÑAS fácilmente? En el mismo, además de contar detenidamente qué es LastPass y cómo abrir una cuenta para empezar a usarlo, traté de explicar la importancia de adoptar en nuestro vida cotidiana, un gestor de contraseñas, ya que el tema “contraseñas” es algo que casi sin darnos cuenta y en contra de nuestra voluntad, se va volviendo cada vez más complejo al punto de tornarse “ingobernable”.

Días atrás, leyendo el Cronista Comercial, me topé con un artículo de Lucy Kellaway, en el que la autora expresó de la mejor manera posible (aunque sin saberlo) el por qué es necesario (o indispensable) contar con un software de creación y administración de passwords o contraseñas. Tanto me gustó su nota y manera de tratar este tema, que opté por publicarla a continuación. Si querés verla en el sitio original, el link es éste (nobleza obliga).

Me declaro incapaz de recordar mi contraseña

De vuelta a la oficina, tras un largo fin de semana, no pude empezar a trabajar porque había olvidado la contraseña de mi computadora. Tal vez se debiera a la excitación causada por la combinación de una boda espectacular seguida de una muerte espectacular, pero mi cerebro era incapaz de recordar una sencilla secuencia de siete caracteres. Al principio, nunca olvidaba mi contraseña. Pero eso es porque la gran palabra secreta que había escogido era “Kellaway”, la cual consideraba que podría recordar sin esfuerzo incluso en los momentos más tensos. Las cosas no empezaron a torcerse hasta que los expertos en seguridad informática me dijeron que esta contraseña no volvería a servir. Reacia, busqué algo más elaborado y, para estar segura de no olvidarla, escribí la palabra en un post-it y lo pegué en mi monitor.
Pero ahora, las notas en los monitores están mal vistas, y el ordenador insiste en que mi clave tiene que contener una mezcla confusa de letras, números y garabatos y cambiarse continuamente. Para ayudarme en la labor, he diseñado un sistema: alterno a los miembros de mi familia, con letras mayúsculas, puntuación y edades. Sin embargo, tal y como descubrí el martes, este sistema no es a prueba de errores. Me atrevería a decir que es lo bastante simple como para que cualquier hacker lo descifre en un nanosegundo, pero es lo suficientemente complicado como para frustrarme. Soy incapaz de recordar por qué miembro de la familia voy, si es un punto o una coma, o qué edad tiene.
Ya sería suficientemente malo si sólo tuviera que recordar una contraseña. Pero tengo claves para mi banco, mi correo electrónico, Amazon y para cualquier otra página en la que haya entrado a comprar alguna vez. La mayoría de ellas son variaciones sobre un tema, algunas más largas que otras, ¿pero cuál es cuál?
En cierta medida, me consuela el hecho de que mi técnica es mejor que la de algunos. Un reciente estudio de 23 millones de contraseñas mostró que la más popular con diferencia sigue siendo 123456. Entre las palabras, “Password” ocupa el primer lugar, seguida de “Iloveyou”, “princess” y “rockyou”.
Existe una nueva aplicación que pronto podrá descargarse para el iPhone y que ofrece una serie de imágenes para ayudarnos a recordar claves aleatorias, pero parece un tanto complicada para mí. En su lugar, se me ocurre una ayuda mnemotécnica más sencilla basada en lo único que puedo recordar siempre sin problemas -las letras de los Beatles-. Así, una contraseña espléndida podría ser H!Ins, H!Nja (“Help! I need somebody, Help! Not just anybody”). Pero hay dos problemas con ello. Primero, no estoy segura de acertar con la puntuación, y segundo, según un reciente estudio académico, las claves mnemotécnicas pueden resultar igual de fáciles de descifrar que los nombres de tus hijos.
Muchos portales intentan ofrecer mayor seguridad haciendo preguntas que supuestamente se pueden memorizar sin problemas. Pero no me parece que estas preguntas sean para nada fáciles de recordar. De hecho, a menudo tengo que inventar respuestas y apuntarlas en mi diario para no olvidarlas. ¿Cuál era el código postal de tu lugar de nacimiento? Esto… ni idea. ¿Cuál era el segundo nombre de tu padre? No tenía. Peores aún son las páginas que piensan que las preferencias son más seguras que los hechos. Cuando quiero comprobar cuánto dinero tengo en la cuenta, mi banco me pregunta: “¿Cuál es tu comida favorita?” Como realmente no tengo ninguna, siempre escribo: “Maltesers”, aunque no me queda la conciencia tranquila. Peor aún es que te pregunten por el nombre de tu mejor amigo. Como la mayoría de los adultos, he superado la fase en la que se tiene uno. Entonces, ¿escribo el nombre de mi mejor amiga de la escuela? ¿Debería seguir escribiéndolo aunque hayamos discutido?
Al final, por complicada que sea la clave, sabemos que no es segura. Quienquiera que entrara en la red de PlayStation el mes pasado tiene acceso ahora a 100 millones de contraseñas, y pese a que es de suponer que estarán codificadas, seguramente puedan descifrarse con un poco más de esfuerzo. Y teniendo en cuenta que la mayoría de los usuarios probablemente usen las mismas claves para todo, los hackers podrían disfrutar como enanos entrando en las cuentas bancarias y gastando el dinero de otros en la red.
Los pocos expertos en informática que conozco han intentado protegerse comprando software que genera una cadena interminable de claves aleatorias y que las recuerda todas. Pero también hay un problema con esto. Hay que recordar una contraseña maestra para entrar en el sistema.
No puedo evitar preguntarme por qué es todo tan complicado. Para tener acceso a mi dinero, que es lo principal, lo único que necesito es una tarjeta de plástico y un simple PIN de cuatro números. No necesito saber mi comida favorita ni recordar la edad de mis hijos. ¿Por qué no podemos hacer lo mismo aún con una computadora?

Espero que el artículo transcripto te haya gustado tanto como me impactó a mi. Pero lo único que sí puedo decirle a la autora del mismo, es que su última pregunta tiene una respuesta: y que si la quiere saber, solo debe hacer click aquí.

Por terminar, y de yapa, recomiendo que veas el siguiente video realizado por Common Craft en el qué se dan consejos sobre cómo crear contraseñas seguras:

Lamentablemente, el mismo, está disponible solamente en inglés (pero se deja entender bastante bien).

XMARKS: Para SINCRONIZAR BOOKMARKS o FAVORITOS
Por Adrian Herzkovich

Logo de Xmarks. Add On para sincronizar bookmarks entre diferentes navegadores y computadoras.Es innegable que la mayor parte del tiempo que estamos frente a una computadora, la pasamos frente a un navegador. Y con el tiempo, esta tendencia va en fuerte aumento. El navegador que seleccionemos, podría considerarse aún más importante que el cuadro de fútbol del cuál somos hinchas, de la marca de ropa que usamos o de la empresa de tecnología de la cual somos fanáticos. El navegador, hoy en día, lo es todo. Y a pesar de eso, aún hay muchísimas personas que no tienen idea de que existen varias opciones de navegadores (o “Browsers” – en inglés-) y piensan que el único que existe es el que viene “por default” (predeterminado) en su computadora al momento de comprarla (donde típicamente uno de los más populares, es el navegador “Internet Explorer”, de Microsoft). Es por eso que este TIP, pretende matar dos pájaros de un solo tiro: 1) Hacer que todos nos animemos a usar más de un navegador dependiendo del uso o sitio en el que queramos “navegar” y 2) Presentar a XMARKS una solución que permite, muy fácilmente, SINCRONIZAR AUTOMATICAMENTE TODOS LOS BOOKMARKS (o “Favoritos”) entre todos los navegadores y computadoras que usemos.

Vayamos por partes. Y para eso, qué mejor que contarles mi propia experiencia. Varios años atrás, antes de saber que las computadoras Mac existían (mejor dicho, a pesar de que sabía sobre su existencia pero no consideraba ni siquiera la mínima posibilidad de usarlas, ya que toda mi vida había usado PC’s o Notebooks con el sistema operativo Windows), no tenía la menor idea de que existiese algún otro tipo de navegador o browser que no fuera Internet Explorer (y les aseguro que más del 90% de las personas, aunque usted no lo crea, aún no lo saben). Con lo cual, mi gran problema pasó a ser cómo sincronizar los Bookmarks o Favoritos entre las dos computadoras diferentes, a ser: la PC del trabajo y la PC de casa. Dicho problema no pudo ser solucionado y por varios años de mi vida, cada computadora tuvo sus propios bookmarks, siendo algo súper incómodo, poco práctico y “consumidor de tiempo” por el simple hecho de que si quería tenerlas “igualadas”, debía duplicar la tarea de crearlas en ambas computadoras de manera simultánea.

Seguir leyendo este TIP »

Si querés algo aún más didáctico que Adrian Tips, mirá estos videos…
Por Adrian Herzkovich

"Típico" dibujito de Common Craft Videos in Plain English - Tema: Twitter

Si hay algo que me gusta, y mucho, es “compartir conocimiento”. Al fin y al cabo, el conocimiento (a diferencia de, por ejemplo, los bienes materiales) es infinito y no se agota. De hecho, se multiplica. Esta necesidad de compartir, me llevó naturalmente a conocer otras personas con la misma vocación. Para mi grata sorpresa, encontré (y sigo encontrando) a varias. Por lo visto somos muchos los interesados en transmitir lo que aprendimos, lo que sabemos o en tan sólo contar nuestras experiencias. Sin embargo, he notado que las buenas intenciones no siempre logran resultados eficaces, ya que hay muchas personas que a pesar de saber mucho, tienen dificultades para ser “didácticos”. Con lo cual, podemos concluir que es tan importante querer compartir conocimiento, como hacerlo de modo “educacional o instructivo“.

Adrián Tips tiene por objeto dar “Consejos gratis sobre Internet, Redes Sociales y el Mundo Online para Webanalfabetos”. Y en cada TIP me esfuerzo muchísimo para hacerlo de la forma más didáctica. Por los comentarios que recibo, el objetivo se está logrando. Sin embargo, reconozco que siempre se puede mejorar (y mejorar y mejorar y mejorar…). Es por eso que quiero presentarles a uno de los “modelos” que más admiro en relación a este tema y que es el generado por Common Craft y sus creadores Lee LeFever y Sachi LeFever. Dicho burdamente, son los Reyes del “didácticismo” (o como ustedes prefieran llamarlo).

Y ¿qué es Common Craft? Según Wikipedia:

Common Craft es una compañía basada en la creación de una biblioteca de videos educativos sobre una variedad de temas que son fáciles de entender para personas sin conocimientos técnicos. Los videos utilizan la animación stop-acción con pizarras y recortes de papel para ilustrar el tema. Los videos se dividen en cuatro categorías (Verde, Dinero, Sociedad y Tecnología) y están disponibles en cinco idiomas (Inglés, Francés, Alemán, Portugués y Español).

O dicho de otro modo, Common Craft se especializa en realizar “videitos” de 3 minutos sobre diferentes temas de un modo super didáctico. Es decir, tan solo 3 minutos son necesarios para, de no saber absolutamente nada sobre un tema determinado, pasar a conocer el ABC de dicho tema.

Seguir leyendo este TIP »

PICASA: Para compartir FOTOS muy fácilmente en INTERNET
Por Adrian Herzkovich

Picasa Web Logo Photo Sharing Google Service

Días atrás fue el cumple de mi viejo. Esta vez, con un particularidad: Cumplía 70 años! Como se imaginarán, un evento único e irrepetible que debía ser documentado. Y para ello llevé mi “arsenal” de gadgets que incluía, entre otros, cámara de fotos, cámara de video HD, Flipcam, etc. De más está decir que los amigos de mi viejo, en promedio, también tenían 70 años. Ídem con los familiares más cercanos, es decir, hermanos, primos, etc. En las más de 4 horas que duró la fiesta, pude sacar infinidad de fotos al igual que grabar muchos videos. Pero… ¿cómo se imaginan que terminó la celebración? Nada más ni nada menos que con el “mandato” y “obligación moral” de tener que mandarle a todos y cada uno de los asistentes, las fotos y videos del cumple.

Hasta ahí, nada del otro mundo hasta que me dí cuenta que, luego de hacer la selección de las “mejores fotos” (es decir, borrando aquellas en las que alguien salía con los ojos cerrados, o fuera de foco, o ambas situaciones) tenía casi 200 fotos de 3 megas cada una. O sea, casi 600 megas de fotos. Y tardé muy poco tiempo, en también darme cuenta, que todos los que me solicitaron las fotos, me dijeron algo así como “Por favor Adriancito, mandame un mail con las fotitos” (palabras más, palabras menos).

¿A quién no le paso algo similar?

Esa frase, “mandame un mail con las fotitos…” , se transformó en un desafío importante para mí. Primero, porque mi querida cuenta de Gmail, a la que tanto quiero, al adjuntar todas las fotos en un mail, me informó “gratamente” lo siguiente:

Mensaje de Gmail sobre límite de peso para archivos adjuntos.

Esto, implicaba simplemente que debía mandar 24 mails cargados de fotos a los más de 40 interesados (cosa que por cierto me negaba rotundamente a hacer, y más sabiendo que al menos Gmail me permitía mandar 25MB, cuando era altamente probable que los servicios de mail de varios de los destinatarios ni permitiesen recibir un peso tan grande, generando los consabidos problemas del tipo: “por favor, me lo mandas de nuevo que no me llegó”, etc., etc., etc…).

Ante tamaño desafío (repito: ¿cómo mandar 200 fotos de 3 megas cada una, totalizando 600 megas a 40 personas que promedian los 70 años?) y partiendo del hecho que tampoco quería subir las 200 fotos a Facebook (porque eso implicaba necesariamente que todos los interesados tuviesen cuenta en Facebook, cosa que sabía que no sucedería además de que no quería llenar mi perfil de fotos del cumple de mi viejo que sean vistas por todos -o tener que ponerme a limitar la privacidad de visibilidad de dichas fotos a cada uno de los invitados-) y descartando de lleno la posibilidad de grabar 40 CD’s para enviar a cada uno, llegué a la conclusión de que era hora de acudir a mi “superhéroe Google”, una vez más. Pero esta vez, a través de su servicio de “Compartir Fotos Online”, denominado Picasa Web.

Seguir leyendo este TIP »

LISTAS DE TWITTER: Para seguir a MUCHOS y no “morir” en el intento…
Por Adrian Herzkovich

Listas de TwitterEstoy a punto de cumplir dos años en Twitter. Y debo reconocer que fueron años de uso muy intensivo. Desde el primer momento que conocí esta herramienta decidí meterme de lleno y el paso del tiempo sólo confirmó esta decisión. Me gusta Twitter, lo uso mucho, lo disfruto, aprendo bastante gracias a él, conozco mucha gente que de otra manera me sería imposible contactar (o incluso saber que existe) y hasta puedo decir que logré hacer amigos reales gracias a este servicio virtual de “microblogging”. Sin embargo, Twitter a veces se pone “caótico”, y es necesario ordenarlo. Es por eso que este TIP tiene por objeto ayudar en dicho ordenamiento a través del uso cotidiano de las denominadas LISTAS DE TWITTER o TWITTER LISTS, para sacarle el máximo provecho a la actividad de Twittear.

Uno de los grandes dilemas al que debemos enfrentarnos en relación a TWITTER es decidir a “quién seguir”. Lo entretenido y útil de Twitter es directamente proporcional al tipo de personas que uno sigue o “followea”. Si sigo a gente “que me interesa” (con toda la subjetividad que el término “interesa” merece), es altamente probable que me enganche mucho con Twitter. En cambio, si sigo a personas que no me aporten mucho, es probable que termine perteneciendo al grupo que dice: “No sé que le ven a esto de Twitter, realmente no le encuentro la gracia” (¿les suena conocido este bocadillo?).

Una recomendación para encontrar twitteros a los cuales “followear”, es primero seguir a diferentes personas por “X” motivos y luego ver “qué nos producen sus tweets”. Sin embargo, cuando más gente encontramos, se nos puede dificultar prestarle atención al TIMELINE (timeline es la traducción de “línea del tiempo”, y es una forma de denominar a la lectura de todos los tweets de las personas a las que sigo. También timeline puede aplicar a todos nuestros tweets. Por ejemplo, es común escuchar frases de tipo: “que tranquilo que está el TM”, “hoy mi TL está que arde”, etc.). Conozco a varias personas que por culpa de la sobreabundancia de tweets de las personas a las que siguen, decidan “interrumpir” el seguir a más gente. Y aquí es donde comienza la “gran paradoja de Twitter”, que tiene que ver con las ganas de querer seguir a más y más personas pero el avanzar en esta dirección puede generar una “sobredosis” de Tweets en nuestro timeline (llegando al punto de cansarnos tanto y que terminemos abandonando por un período -más corto, más largo- nuestra actividad twittera).

Seguir leyendo este TIP »